TOP 5: Normas para viajes accesibles

.
Lunes, 29/Julio/2019

¡Las vacaciones están sobre nosotros! Y mientras todos esperamos viajes sin estrés, es especialmente importante eliminar barreras innecesarias para los mil millones de personas en el mundo que viven con algún tipo de discapacidad. Es por eso que ISO cree en la accesibilidad para todos, en todas partes, incluidas las instalaciones turísticas. A continuación, se presentan algunas normas ISO que pueden ayudar.

1. Primera parada: La oficina de turismo

Cuando eres nuevo en una ciudad, usualmente la primera escala es la oficina de información turística para hacer un plan de donde ir y que ver. ISO 14785, Oficinas de Información turística- servicios de información y recepción de turismo. Los requisitos ayudarán a que estos lugares sean más accesibles para todos, al considerar cosas como pasar por la puerta (la entrada y el estacionamiento) y poder acceder a la información que distribuyen, teniendo en cuenta las capacidades auditivas y visuales. También recomienda que las oficinas de turismo ayuden a las personas con discapacidad a aprovechar al máximo su visita, proporcionando una lista de los hoteles, las actividades y el transporte adaptado más accesibles.

2. Accesibilidad en cada paso del viaje

La mayoría, si no todos, los operadores de viajes y turismo desean que su experiencia sea agradable y accesible para todos los clientes, por lo que un buen lugar para comenzar es la ISO 21902, Turismo y servicios relacionados. - Turismo accesible para todos - Requisitos y recomendaciones. Estas directrices y recomendaciones acordadas internacionalmente están destinadas a ayudarles a mejorar sus disposiciones actuales de accesibilidad, cubriendo información, sobre todo, desde la formulación de políticas, la estrategia, la infraestructura, los productos y los servicios, y son relevantes para toda la cadena de suministro del turismo. Es aplicable a todo tipo de partes interesadas, incluyendo el sector público, espacios turísticos urbanos y rurales, alojamiento, operadores turísticos y más.

3. Playas para todos

Cuando el sol y la arena están en la agenda, es importante que los operadores de la playa tengan en cuenta sus necesidades. Para quienes la accesibilidad a tales lugares puede ser un desafío. ISO 13009, Turismo y servicios relacionados. Los requisitos y recomendaciones para la operación de playas destacan la importancia de hacer que las playas sean accesibles para todos. Describe recomendaciones para la accesibilidad de playas, como el diseño de rampas de acceso y pasarelas, así como instalaciones en el lugar, como baños, duchas y bebederos.

4. Turismo para todos los sentidos

Braille directory of a public building. For blind or visually-impaired travellers, universally-understood braille is an essential part of life. ISO 17049, Accessible design — Application of braille on signage, equipment and appliances provides requirements for braille used all over the world, enabling visually-impaired travellers access to information wherever they are. In addition, ISO 23599, Assistive products for blind and vision-impaired persons —Tactile walking surface indicators, helps them visit new places more easily and safely.

Para los viajeros no videntes o con impedimentos visuales, el braille de comprensión universal es una parte esencial de la vida. ISO 17049, Diseño accesible: la aplicación de braille en la señalización, los equipos y los dispositivos proporciona requisitos para el uso de braille en todo el mundo, permitiendo a los viajeros con discapacidad visual acceder a la información dondequiera que se encuentren. Además, ISO 23599, Productos de asistencia para personas ciegas y con problemas de visión: los indicadores de superficie para caminar, los ayudan a visitar nuevos lugares con mayor facilidad y seguridad.

5. Accesibilidad en todas las normas

La ISO toma muy seriamente las necesidades de las personas con discapacidad. ES por eso que desarrolló ISO/IEC Guía 71, Guía para abordar la accesibilidad en las normas. Esto aconseja a los comités técnicos de ISO a tener en cuenta las necesidades y los desafíos de las personas con discapacidad en el desarrollo de estándares, en particular aquellos que se centran en los sistemas que las personas usan, interactúan o necesitan acceder. Esto significa que son considerados en estándares que se relacionan con cualquier cosa que tenga un impacto en sus vidas, dondequiera que estén.