La lucha contra el soborno: Norma ISO 37001 una nueva alternativa para su organización

Por: Ma. Del Carmen Beltrán P.

Directora Regional Cochabamba –Sucre

 

Todos estamos conscientes que el soborno o “cohecho” como se conoce en nuestra economía jurídica o “coima” como se conoce en la jerga común, se constituye en una amenaza en la vida diaria de las organizaciones y de las personas, teniendo una incidencia mayor o menor de acuerdo al giro de las empresas o al accionar de cada uno de nosotros en diferentes actividades en las que nos desenvolvemos, corriendo el riesgo de convertirnos en actores de un cohecho pasivo o activo según sea el caso. 

 

El soborno conlleva muchas implicaciones enmarcadas dentro de un acto de corrupción, que puede causar un daño no solo económico, sino ético y moral, tiene el potencial de destruir algo mucho menos tangible, pero mucho más difícil de recuperar, la confianza en su organización.

 

En los últimos años se han conocido  numerosos casos de corrupción y soborno, tanto en el sector público como en el privado a nivel internacional. Se tienen datos de un  informe del Fondo Monetario Internacional (FMI), en sentido de que “cada año se pagan alrededor de 1,3 y 1,75 billones de euros en sobornos en todo el mundo, lo que representa el 2% del PIB mundial”.  Estos datos muestran que  la corrupción y el soborno se constituyen en un  problema relevante al interior de  muchas organizaciones afectando irreparablemente a su imagen y credibilidad, lo que pone en riesgo su  sostenibilidad.

 

En el entendido de que el soborno es una de las conductas por el que las personas jurídicas pueden ser condenadas penalmente, según la legislación boliviana “Código Penal” y normas conexas, en caso de cometerse un delito de soborno, las organizaciones se enfrentan a graves consecuencias como el cierre de las mismas, la anulación temporal de su actividad, la imposibilidad de solicitar ayudas o subvenciones públicas, multas, etc.

 

Bajo toda esta perspectiva, durante cuatro (4) años expertos de 37 países participaron en la elaboración de un estándar internacional, que permita a las organizaciones contar con reglas y procedimientos eficaces para abordar casos de  soborno. Es así que el 15 de octubre de 2016, la Organización Internacional de Normalización (ISO), aprobó la primera norma internacional para prevenir, detectar y dar respuesta a posibles conductas de soborno en las organizaciones. Se trata de la norma ISO 37001: Sistema de gestión antisoborno- Requisitos con orientación para su uso.

El Instituto Boliviano de Normalización y Calidad IBNORCA, representante de ISO en Bolivia y miembro de dicha organización, en Julio de 2017 adoptó la citada norma Internacional, convirtiéndose de esta manera en la norma NB/ISO 37001:2017.

El objetivo de la norma ISO 37001, es ayudar a las organizaciones a prevenir, detectar y gestionar posibles conductas de soborno, cumpliendo con la legislación aplicable.  La preparación para enfrentar el riesgo de soborno puede ayudar mucho a una organización a proteger su reputación de marca a largo plazo y la integridad de sus operaciones.

Los principales requisitos que plantea la norma ISO 37001 son:

  • El compromiso y liderazgo de la alta dirección
  • La elaboración de una Política Antisoborno
  • El análisis de los riesgos de cometer delitos de soborno en la organización
  • La implantación de procedimientos específicos para la prevención, detección y gestión de las posibles conductas delictivas de soborno
  • La designación de una persona que vele por el cumplimiento del modelo de compliance establecido
  • La formación del personal
  • La implantación de controles internos y sobre los proveedores para la detección de casos de soborno
  • La implantación de un canal de denuncias y la investigación de los casos denunciados
  • La mejora continua del sistema

La norma ISO 37001, específica que se deben establecer claramente cuáles son los comportamientos permitidos en la organización en relación con los regalos, entretenimiento, hospitalidad, donaciones, patrocinios, viajes oficiales, gastos de promoción, favores personales, etc., así como identificar posibles conflictos de interés.

Por lo tanto, la norma ISO 37001 se constituye en una herramienta fundamental para aquellas organizaciones que deseen o estén trabajando en el ámbito de la prevención penal y, sin duda alguna, se convertirá en un referente internacional que cada vez será más requerido en las relaciones comerciales o como ejemplo de transparencia en las administraciones públicas. Algo similar a lo que sucedió  en su momento con la publicación de la norma ISO 9001 de gestión de calidad.

La norma ISO 37001, basada en la estructura de alto nivel, Anexo SL,  se integra fácilmente en otros sistemas de gestión existentes, como ISO 9001: 2015 e ISO 14001: 2015. Asimismo los requisitos de la norma son genéricos y totalmente aplicables a organizaciones de todo tipo, ubicación y tamaño, sean estas públicas o privadas.  

Por lo tanto,  las  organizaciones que ya han efectuado inversiones en controles anti-soborno,  probablemente verán una mejora en las prácticas existentes con la incorporación de los requisitos de esta norma, que además es certificable.

Estamos seguros que la implementación de la norma ISO 37001, es un reto que se puede cumplir con voluntad y compromiso.

Está aquí: Home News and Events La lucha contra el soborno: Norma ISO 37001 una nueva alternativa para su organización