Normalización

Información General

¿Qué es una norma?

Definición de norma

La Guía ISO/IEC 2:1996 define una norma como un documento, establecido por consenso y probado por un organismo reconocido, que proporciona, para un uso común y repetido, reglas, directrices o características para actividades o sus resultados, con el fin de conseguir un grado óptimo de orden en un contexto dado.

Descargue el Formulario de Solicitud de Norma

Normalización

La normalización favorece el progreso técnico, el desarrollo económico y la mejora de la calidad de vida.

De acuerdo con la ISO (Organismo Internacional de Normalización) la normalización es la actividad que tiene por objeto establecer, ante problemas reales o potenciales, disposiciones destinadas a usos comunes y repetidos, con el fin de obtener un nivel de ordenamiento óptimo en un contexto dado, que puede ser tecnológico, político o económico.

En particular, la actividad consta de los procesos de formulación, publicación e implementación de normas técnicas.

La normalización implica la participación de personas que representan a distintas organizaciones de los tres sectores involucrados: productores, consumidores e intereses generales. Estos representantes aportan su experiencia y sus conocimientos para establecer soluciones a problemas reales o potenciales.

Norma Técnica

Una norma técnica es "Un documento establecido por consenso y aprobado por un organismo reconocido que establece, para usos comunes y repetidos, reglas, criterios o características para las actividades o sus resultados, que procura la obtención de un nivel óptimo de ordenamiento en un contexto determinado". (Definición Guía ISO/IEC 2) Es un documento de aplicación voluntaria que contiene especificaciones técnicas basadas en los resultados de la experiencia y del desarrollo tecnológico. Las normas técnicas son el fruto del consenso entre todas las partes interesadas e involucradas en la actividad objeto de la misma. Además, debe aprobarse por un Organismo de Normalización reconocido, en Bolivia por IBNORCA.

Las normas técnicas son la herramienta fundamental para el desarrollo industrial y comercial de un país, ya que sirven como base para mejorar la calidad en la gestión de las empresas, en el diseño y fabricación de los productos, en la prestación de servicios, etc., aumentando la competitividad en los mercados nacionales e internacionales.

No podemos olvidar la ayuda que prestan a los consumidores y usuarios, permitiéndoles obtener una referencia para conocer el nivel de calidad y seguridad que deben exigir a los productos o servicios que utilizan, y a la sociedad en general, ayudando a preservar el medio ambiente, a mejorar la sanidad o adecuar nuestro entorno para permitir la accesibilidad de las personas con discapacidad.

El rol de una norma

Las Normas Técnicas tienen un rol fundamental en el desarrollo industrial y comercial de un país, ya que sirven como base para mejorar la calidad en la gestión de las empresas, en el diseño y fabricación de los productos, en la prestación de servicios, aumentando la competitividad en los mercados nacionales e internacionales.

El papel de una Norma Técnica es proporcionar estándares que deben cumplir los productos y/o servicios, para asegurar su buena calidad.

He aquí algunos ejemplos:

  • ¿Se ha detenido a pensar por qué usted puede utilizar su tarjeta bancaria en casi cualquier lugar en el mundo?
  • O ha estado agradecido de que los símbolos del tablero de instrumentos del coche japonés que ha contratado en Australia son los mismos que en su propio coche francés en casa en Bolivia?
  • A notado que se puede ver imágenes de vídeo (MPEG) través de la Web en cualquiera de los diferentes equipos a los que tiene acceso?
  • O notado ese juguete de su bebé no tiene bordes afilados?
  • O ha tenido la confianza de que los alimentos envasados importados que consume son frescos y seguros?

 Todo lo anteriormente mencionado se lo debemos a las Normas tanto nacionales como internacionales.


Tipos de normas

Puede citarse cuatro tipos principales de normas:

  • Normas fundamentales que se refieren a terminología, metrología, convenciones, signos y símbolos, etc.;
  • Métodos de ensayo y normas de análisis en las que se mide características;
  • Normas que definen las características de un producto (norma de producto) o de un servicio (norma de actividades de servicio) y el rendimiento a ser alcanzado (adecuación al uso, interfases e intercambiabilidad, salud, seguridad, protección al ambiente, contratos normalizados, documentación que acompaña productos o servicios, etc.;
  • Normas de organización referidas a la descripción de funciones de la empresa y sus relaciones, así como con el diseño de sus actividades (gestión y aseguramiento de la calidad, mantenimiento, análisis del valor, logística, gestión de proyectos o sistemas, gestión de la producción, etc.).

Beneficios de la Normalizacións

Los beneficios de la normalización son múltiples, y apuntan, básicamente, a crear criterios mínimos operativos para un producto, proceso o servicio.

  • La normalización promueve la creación de un idioma técnico común a todas las organizaciones y es una contribución importante para la libre circulación de los productos industriales. Además, tanto en el mercado local como a nivel global, fomenta la competitividad empresarial, principalmente en el ámbito de las nuevas tecnologías.
  • La participación de los distintos sectores en las actividades de normalización contribuye con la industria, con las distintas actividades y, por ende, con nuestro país.
  • La industria para desarrollarse y crecer, independientemente de lo económico-financiero, debe apoyarse en la normalización en todos sus ámbitos dado que cuando un determinado sector industrial no dispone de normas nacionales, dependerá de la tecnología de los países que sí las tienen, debiendo adecuarse a sus requerimientos técnico-comerciales.

Es una herramienta de intercambio dado que permite:

    • El desarrollo de mercados en armonización con las reglas y prácticas tendientes a la reducción de las barreras técnicas al comercio.
    • La clarificación de las transacciones ayudando a la definición de necesidades, tendiendo a optimizar las relaciones entre clientes y fabricantes y a la elaboración de un referencial para la valorización de los productos y servicios y economizando en ensayos suplementarios.

Es una herramienta para el desarrollo de la economía dado que permite:

  • La racionalización de la producción a través del dominio de las características técnicas de los productos, la satisfacción de los clientes, la validación de los métodos de producción y la obtención de ganancias en torno a una mayor productividad y la garantía de la seguridad de los operadores e instaladores.
  • La transferencia de nuevas tecnologías dentro de los dominios esenciales para la empresa y la comunidad: nuevos materiales, sistemas de información, tecnología de vigilancia, electrónica, producción, etc.
  • Con relación al usuario:
    • Le ayuda a elegir los productos más aptos de acuerdo al uso al que están destinados.
    • Contribuye a su protección. La normalización garantiza la concepción y fabricación de productos seguros.
  • Con relación a la empresa y a los actores económicos:
    • La normalización permite innovar, anticipar y mejorar los productos.
    • Permite ser más competitivo contando con las mejores armas para conquistar los mercados, conociendo mejor tanto a los mercados como a sus tendencias.
  • La normalización es también una herramienta para la política pública dado que constituye un complemento de la reglamentación y una referencia para la apertura y la transparencia de los mercados públicos.