La ISO actualiza su norma 31000 a su versión 2018 y brinda un instrumento actualizado que permite a las empresas mejorar su gestión del riesgo

LA ISO ACTUALIZA SU NORMA 31000 A SU VERSIÓN 2018 Y BRINDA UN INSTRUMENTO ACTUALIZADO QUE PERMITE A LAS EMPRESAS MEJORAR SU GESTIÓN DEL RIESGO

Todas las organizaciones, grandes o pequeñas, de capital privado o del ámbito público, industriales o de servicios, se enfrentan a factores internos y externos que le restan certeza a la posibilidad de alcanzar sus objetivos. Este efecto de falta de certeza es lo que se define como “Riesgo” y es inherente a todas las actividades.

 Las organizaciones que gestionan sus riesgos de forma eficaz tienen más posibilidades de protegerse y tener éxito en el crecimiento de sus negocios. El desafío para cualquier empresa es integrar las buenas prácticas en sus operaciones diarias y aplicarlas al máximo número de aspectos de su práctica organizativa.

 Ante esta situación, las organizaciones deben gestionar el riesgo de manera eficaz para poder asegurar el cumplimiento de sus objetivos estratégicos, y una manera adecuada de hacerlo es siguiendo los lineamientos que define la Norma ISO 31000:2018 “Gestión del Riesgo” en su más reciente versión.

 ¿QUÉ ES LA NORMA ISO 31000:2018?

 ISO 31000:2018 es la norma internacional para la Gestión del Riesgo. Provee de los principios, el marco de trabajo (Framework) y un proceso destinado a gestionar cualquier tipo de riesgo en una manera transparente, sistemática y creíble dentro de cualquier alcance o contexto.  

Aunque todas las organizaciones gestionan los riesgos de algún modo, las recomendaciones de mejores prácticas de esta norma internacional se desarrollaron para mejorar las técnicas de gestión y garantizar la seguridad en el lugar de trabajo en todo momento.

Mediante la implantación de los principios y guía de la norma ISO 31000:2018 en su organización, podrá mejorar su eficacia operativa, su gobernanza y la confianza de las partes interesadas, al mismo tiempo que minimiza cualquier posible pérdida. Esta norma internacional también le ayuda a fomentar el desempeño de seguridad y salud, establecer una base sólida para la toma de decisiones y fomentar una gestión proactiva en todas las áreas.

¿QUÉ VENTAJAS TIENE?

  • Mejorar de forma proactiva la eficacia operativa y la gobernanza.
  • Generar confianza entre las partes interesadas con el uso de técnicas de riesgos.
  • Aplicar controles de sistemas de gestión para analizar riesgos y minimizar posibles pérdidas.
  • Mejorar el desempeño y resiliencia de los sistemas de gestión.
  • Responder a los cambios de forma eficaz y proteger su empresa mientras crece.

Cuando la gestión del riesgo se implementa y se mantiene de acuerdo con esta norma ISO 31000, le permite a la organización:

  • Aumentar la probabilidad de alcanzar los objetivos.
  • Fomentar la gestión proactiva.
  • Ser consciente de la necesidad de identificar y tratar los riesgos en toda la organización.
  • Cumplir con los requisitos legales y reglamentarios pertinentes y con las normas internacionales.
  • Mejorar la presentación de informes obligatorios y voluntarios.
  • Mejorar el gobierno.
  • Mejorar la confianza y honestidad de las partes involucradas.
  • Establecer una base confiable para la toma de decisiones y la planificación.
  • Mejorar los controles.
  • Asignar y usar eficazmente los recursos para el tratamiento del riesgo.
  • Mejorar la eficacia y la eficiencia operativa.
  • Incrementar el desempeño de la salud y la seguridad, así como la protección ambiental.
  • Mejorar la prevención de pérdidas y la gestión de incidentes.
  • Minimizar las pérdidas.
  • Mejorar el aprendizaje organizacional.
  • Mejorar la flexibilidad organizacional.

¿QUIENES SE ENCARGAN DE SU APLICACIÓN?

Esta norma está destinada a satisfacer las necesidades de un rango amplio de partes involucradas, incluyendo:

  1. Aquellos responsables del desarrollo de la política de gestión del riesgo dentro de la organización;
  2. Aquellos responsables de garantizar que el riesgo se gestiona eficazmente dentro de la organización como unidad o dentro de un área, proyecto o actividad específicos;
  3. Aquellos que necesitan evaluar la eficacia de una organización en cuanto a la gestión del riesgo; y
  4. Aquellos que desarrollan normas, guías, procedimientos y códigos de práctica que, parcial o totalmente, establecen la manera de gestionar el riesgo dentro del contexto específico de estos documentos.

ISO 31000:2018 EN IBNORCA

 Como representantes de la ISO tendremos la última actualización de la norma y en su versión en español para este próximo abril.

Está aquí: Home News and Events La ISO actualiza su norma 31000 a su versión 2018 y brinda un instrumento actualizado que permite a las empresas mejorar su gestión del riesgo